Un casa en la isla de Corfú; esencia mediterránea

Preciosa casa en la costa donde se junta lo antiguo con lo nuevo, lo vintage con lo actual…

Esta semana os traigo una luminosa casa con vistas al mar Jónico, situada en la isla griega de Corfú, en su zona más alta.

Se trata de una casa tradicional del lugar que ha sido rehabilitada y en la que se ha dejado visto el techo de vigas y entramando de madera y algunas paredes de piedra; materiales que aportan calidez a la vivienda.

En ella predominan los colores neutros de la gama de los blancos, beiges, grises, crema, etc. (a los que contribuyen techo y piedra) que contrastan con el azul del mar en el horizonte y el verde de la vegetación del exterior, divisados desde amplios ventanales. Estas tonalidades se acompañan con pequeños, muy pequeños toques de color en los complementos.

Tanto el tipo de colores usados, expuesto en el párrafo superior, como el uso de elementos naturales como son la piedra y la madera, captan la esencia mediterránea. Es el estilo mediterráneo, ese estilo que a mí personalmente tanto me gusta…será porque durante muchos años vi el Mare Nostrum a corta distancia.

Comencemos la visita

Vistas de algunos de los salones con que cuenta la vivienda

Salón de una casa en Corfú

Salón a doble altura donde cabe destacar la chimenea y la vasija de barro antigua

salón de una casa en Corfú

En esta imagen nos quedamos especialmente con las vistas al mar Jónico desde una situación privilegiada

Salón casa en Corfú

En la imagen superior podemos observar la terraza con la que cuenta la casa.

En cuanto a la cocina, se encuentra situada de forma estratégica; junto al comedor pero sin llegar a verse

cocina-comedor

Los dormitorios. En ellos destaca la uniformidad del color y el uso de alguna pieza recuperada y vintage: uno de los cabeceros, las mesitas, la cómoda

dormitorio de una casa en Corfú

Dormitorio de una casa en Corfú

dormitorio de una casa en Corfú

Exterior casa rehabilitada en Corfú

Y como no, una vista del exterior.

Después de este recorrido dan ganas de que llegue el verano ¡ya!

Vía

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

 

 

 

Cómo renovar un estropeado baúl de pino

En este post podréis ver todos los pasos que seguí para renovar y  transformar un viejo y maltrecho baúl de pino en un bonito mueble.

Collage

Por fin es viernes, y esta semana tenía especialmente ganas de que llegara para poder mostraros este trabajo, del cual estoy muy contenta del resultado.

Abajo podemos ver cuál era el aspecto original del baúl. Según se observa, le habían aplicado una capa de barniz para oscurecerlo, muy mal aplicada, por cierto. En la foto inferior se aprecian las iregularidades

Baúl de pino

Contaba con varios desperfectos que había que reparar: una pata rota, algunos arañazos y erosiones, la tapa se encontraba suelta, sin bisagras y medio rota.

desperfectos en un baúl de pino

Desperfecto en tapa de baúl

desperfectos en un baúl de pino para reparar y renovarEn la imagen superior se aprecian (en la pata) el barniz aplicado, el acabado de la superficie sobre la que se aplicó, la madera natural en la cara inferior del mueble y los restos de cola usada para pegar la pata rota

Desperfectos en baúl de pino

Además, algo muy curioso; a las patas se les había puesto ruedas. Desde luego que así resultaba mucho más práctico desplazarlo y menos pesado, pero estéticamente era un horror; había que quitarlas.

desperfectos en un baúl de pino

Lo primero que había que hacer era eliminar la capa de barniz con decapante. Se puede observar como actúa el producto; levanta fácilmente el barniz que posteriormente tiene que ser eliminado con una espátula

Acción del decapante

Acción del decapante sobre baúl de pino

En la foto superior se ve como era inicialmente el acabado.

Y después lijar dejando la madera al natural. En la imagen inferior ya se ha llevado a cabo ese paso y se muestra el mueble con la madera limpia y algunas zonas en las que ya he aplicado el sellante; sólo aquellas que se iban a pintar, porque después de ver lo bonita que tiene la veta la madera de pino, incluidos nudos también, decidí teñir el baúl en sus cuatro caras exteriores, y pintar con pintura al agua aquellas zonas más feas o deterioradas, como el interior, la base, las patas y la tapa.

renovando baúl de pino

¡Vaya cambio!

Elegí este color porque tengo una silla recuperada y renovada pintada en el mismo tono: una silla modelo Windsor, (que puede que recordéis, si no, aquí la podéis ver) para que fueran a juego.

Baúl renovado

 Para que quedara bien la pintura tuve que dar cuatro capas…

Sin embargo las caras a teñir sólo necesitaron una mano. El tinte que utilicé fue la propia pintura en proporción cinco partes de pintura por una de agua.

Baúl de pino teñido

 Utilicé cinta de carrocero para separar las distintas zonas.

Baúl de pino teñido

Para finalizar le dí un par de manos de barniz para proteger el mueble del uso y este es el resultado final

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

Y aquí algunos detalles

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

La verdad es que me ha gustado como ha quedado, espero que a vosotros también…

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

 

La antigua casa de un farero en el Mar de Irlanda

El verano ya se acerca, aunque por las temperaturas que tenemos podíamos decir que ya está aquí, por eso apetece disfrutar de los baños en la playa, de dar largos paseos por la orilla del mar, deleitarse con las bonitas vistas, dormir plácidamente gracias a la brisa marina…y qué mejor forma de hacerlo que alojándonos al borde del mar…por ejemplo en una casa como la siguiente

Casa en el mar de Irlanda

Se trata de una casa situada en el Mar de Irlanda; era la vivienda del antiguo farero, se encuentra rodeada de agua por dos de sus lados y por tanto cuenta con preciosas vistas al mar.

Como veremos a continuación es una vivienda muy luminosa donde predominan los colores claros: blanco, gris, beige…combinados de forma puntual con otros más vivos, como por ejemplo el azul marino…

Casa en el mar de Irlanda

La entrada, con vistas al mar, destaca por su estilo francés, con la mesa y el descalzador antiguos y los faroles haciendo honor al cometido que un día tuvo la casa, servir de hogar al farero. El suelo es de madera blanco.

Casa en el mar de Irlanda

Casa en el mar de Irlanda

En el salón la continuidad que ofrece el blanco se ve salpicada con el azul marino del sofá y de los estampados florales. Se encuentra presidido por una gran chimenea.

Casa en el mar de Irlanda

Aquí vemos un bonito rincón aprovechado como zona para almacenamiento con cestos de mimbre. La fibra natural aporta calidez.

Casa situada en el mar de Irlanda

En el dormitorio destacan los aires marineros: combinación del blanco con toques de azul marino y la cómoda y el espejo recuperados (mis preferidos junto con los muebles de la entrada), encontrados en una subasta.

Casa situada en el mar de Irlanda

La cocina cuenta con los armarios originales a los que se les dio una mano de pintura.

Cocina en casa situada en el mar de Irlanda

En el baño la cabina de ducha ocupa todo su ancho. Destacan sobre el blanco, el cesto de mimbre y un sillón vintage azul celeste.

 Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado la visita a esta luminosa y fantástica casa de playa.

Vía

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

Bienvenidos a tierras valencianas

Cómo preparé un almuerzo basado en platos y productos valencianos.

El viernes pasado, Día del Trabajo, me tomé el día libre, así que esta semana os compenso con una entrada de mi propia cosecha.

Muchos de vosotros ya sabéis que soy valenciana, y os preguntaréis a qué viene todo esto…Pues poco a poco iréis comprendiendo…

Desde hace unas semanas tenía pendiente preparar una comida para gente de distintas partes de España: madrileños, andaluces, también había un vasco, un cántabro, un segoviano, una valenciana de la parte de Alicante y…no sé si de algún otro lugar más. En total íbamos a ser once personas las que nos íbamos a juntar aprovechando la llegada «del caloret», como diría la amiga Rita.

Los que seguís el blog sabéis que he escrito algún post sobre como preparar una celebración en nuestra propia casa y donde suelo dar consejos y poner bonitas fotos de mesas decoradas que selecciono de la red, así como menús aportados por compañeros de blogs de cocina. Ahora bien, prepararlo una misma es otra cosa…Pero ese día llegó.

Como a los comensales les apetecía probar una paella valenciana casera, ya tenía el plato principal decidido, y a partir de ahí pensé que podía hacer todo el menú basado en platos y productos típicos valencianos.

EL MENÚ

Entrantes

Coca de verdura: se trata de una empanada de acelga y espinacas, cebolla, atún, huevo cocido y piñones. A mí y a mi familia nos encanta

RELLENO DE COCA DE VERDURA

 El relleno

RELLENO DE COCA DE VERDURA

Cubierta y preparada para meter en el horno

coca de verdura

Recién sacada

Clóchina valenciana al vapor

clotxina

Ensalada de la huerta valenciana: lechuga, tomate valenciano, pepino, aceitunas y espárragos.

ensalada

Esta ensalada no es exáctamente la que hice ese día, la que preparé era sin cebolla y con espárragos y aceitunas, pero no me dio tiempo a hacer fotos. Estaba yo sola y tenía que cocinar (especialmente estar pendiente de la paella) y decorar la mesa…

Plato principal

Paella valenciana: Como ingredientes principales llevaba de carne; pollo y conejo, de verduras; judías verdes, alcachofas y garrofón y como no el arroz.

Paella valenciana

Postre

Macedonia de fruta natural: plátanos, fresas, piña, kiwis y zumo de naranja.

Imagen 157

La materia prima

Macedonia

El resultado

Además para acompañar el café saqué unas lionesas de nata y trufa que compré ya hechas, no se puede llegar a todo…

LIONESAS

LA MESA

Pues gracias a que «el caloret» ha llegado pronto este año, pudimos comer en el exterior. Como se trataba de una comida informal, alterné piezas sofisticadas con otras más sencillas.

Decoración de mesa informal

Decoración de mesa informal

 Aquí podéis ver con más detalle los elementos que utilicé. Al tratarse de una vajilla y cubertería elegantes, lo contrarresté colocando una única copa por comensal (aunque eso sí, de buen tamaño), servilletas de papel y sillas de madera plegables que daban el toque «campestre»

Centro de mesa de margaritas y paniculata azul

Centro de mesa de margaritas y paniculata azul

Estos son los centros de mesa. En un principio quise confeccionarlos yo misma con flores silvestres de la zona, pero como el tiempo se me echaba encima, decidí acudir a una profesional. Dadas las características de la celebración, elegimos una flor sencilla como es la margarita y paniculata azul, que daba al centro el toque original y combinaba con servilletas y vajilla y con las paneras de mimbre con asitas de porcelana blanca y azul.

Cuando vi los centros me alegré de haberlos encargado… Para mí los centros eran como el complemento perfecto que reflejaba lo que los anfitriones querían transmitir  a sus invitados: agradecimiento a través de la hospitalidad. Ojalá lo hayamos conseguido.

Espero que os haya gustado esta entrada diferente a las demás pero tan especial para mí.

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!