Dos baños reales y atemporales

Dos baños reales pensados para perdurar en el tiempo y parecer siempre como nuevos.

Con este post participo en el reto que organiza Facilísimo.com «La casa del año».

Lo primero que he de decir es que no los elegí yo personalmente porque ya venían «de serie» con la vivienda. En un primer momento pensé que yo hubiera elegido otro tipo de colores y/o materiales, pero con el paso de los años me han ido gustando en conjunto cada vez más y ahora creo que es el estilo que más le va a la casa: entre clásico y rústico. También ayuda el hecho de que ambos baños sean amplios y sencillos, sin estridencias y atemporales

Baño clásico-rústico

La luminosidad que entra a través del gran ventanal existente y la amplitud del baño hacen que el color asalmonado de la pared y del suelo se suavicen, de forma que en un espacio más pequeño y sin luz natural se vería mucho más oscuro y chillón. Por eso elegí la alfombra en color naranja, un color más fuerte que el salmón para romper así un poco la «monotonía» del conjunto y darle «vidilla».

Un armario grande (para lo que suele caber en los baños) permite tener todos los objetos y demás enseres recogidos, lo que colabora a dar la sensación de mayor tamaño y organización

Baño clásico-rústico

Baño clásico-rústico

Baño clásico-rústico

Como accesorio/complemento quiero destacar el taburete de la imagen superior, que forma parte de una pareja que recuperé yo misma. Aquí podéis ver todo el proceso de transformación y renovación.

A continuación os muestro el otro baño, en blanco y azul; una combinación que nunca falla. Y aunque éste no tiene un ventanal tan grande como el anterior, la ventana, aunque pequeña, permite también la entrada de luz natural

Baño clásico-rústico

Baño clásico-rústico

Como podéis ver son los dos baños del mismo estilo y se repite el mismo patrón: para el alicatado se combinan azulejos de dos colores con el blanco siempre de comodín y cada uno colocado en una posición diferente, separados ambos por una cenefa. El pavimento en el mismo color que la parte inferior de la pared da continuidad al conjunto

Baño clásico-rústico

Los muebles de los lavabos también son iguales con la diferencia del color del mármol que en cada caso es acorde a la tonalidad del baño

Baño clásico-rústico

De este baño me gustaría destacar la cortina. La compramos este verano y me encanta… y como no, el otro taburete

Baño clásico-rústico

En resumen: son baños amplios, luminosos, sencillos y combinados en dos únicos colores, conjunto de características que los hacen perdurar en el tiempo sin ser considerados como «pasados de moda».

Espero que os hayan gustado…

¡¡¡Feliz fin de semana!!!