Muebles renovados: “el antes y el después”

Ver el antes y el después de las transformaciones a todos nos gusta. Bien sea de una vivienda, cocina, mueble o prenda de vestir, por citar algún ejemplo, nos encanta. Y como yo soy una fan de los muebles renovados, el post de esta semana va del “antes y después” de una serie de muebles que he seleccionado.

Este tipo de recopilaciones siempre nos viene bien para inspirarnos a la hora de transformar cualquier mueble porque así, antes de realizar el cambio, nos podemos hacer una idea del resultado final y por tanto qué técnica o tipo de acabado elegir, bien porque es el que más nos gusta o bien porque encaja mejor en la decoración.

Aunque cualquier tipo de mueble puede ser renovado, hoy nos centramos en las cómodas, mesitas y asientos. Echad un vistazo

cómoda renovada

Vía

cómoda renovada

Vía
cómoda renovadaVía
cómoda renovada Vía

cómoda renovada

Vía

mesita renovada

Vía

mesita renovada

Vía

mesita renovada

Vía

sillón renovado

Vía

silla renovaada

Vía

sillón renovado

Vía

sillón renovado

Vía

sillón renovado

Vía

El algunos de ellos podéis ver el proceso de transformación en sus enlaces.

¡¡¡Feliz fin de semana!!!

Armarios renovados, una fantástica solución

En algunos post anteriores ya hablé sobre la posibilidad de utilizar muebles renovados para decoración, pero nunca sobre armarios, así que hoy serán los protagonistas: bonitos armarios renovados para decorar nuestros hogares.

Los armarios son muy necesarios puesto que nos permiten tener la casa ordenada. Cuánto mayor espacio tengamos para almacenamiento menor será la cantidad de trastos tendremos por el medio y más despejados tendremos los espacios. Y aunque actualmente se lleva mucho realizar armarios de obra, los conocidos como armarios empotrados, no siempre fue así, por lo que gracias a ello hoy en día podemos contar con viejos armarios que, lejos de deshacernos de ellos, podemos recuperar y renovar.

Para los que piensen que algunos de estos armarios no pueden tener solución, con las siguientes imágenes les vamos a convencer de que no es así.

Renovados en blanco

armario renovado

armario renovado

armario renovado

armario renovado

armario renovado

armario renovado

O renovados en color

armario renovado

armario renovado

Vía, vía, vía, vía, vía, vía, vía, vía

¿Qué os parece? vale la pena renovarlos ¿verdad?

Espero que os hayan gustado. Yo por mi parte, me conformaré con verlos hasta que me decida a recuperar alguno porque, la verdad, una pieza de ese tamaño necesita de tiempo y ganas además de disponer de un espacio amplio para transformarlo.

 ¡¡¡Feliz fin de semana!!!