El antes y después de una silla Windsor

Si recordáis la entrada en la que hablaba de las sillas Windsor, recordaréis también que dos de ellas llegaron a mis manos…Así era su aspecto inicial

 silla y taburete Windsor preparadas para transformar

silla y taburete Windsor preparadas para transformar

Una de ellas no hubo más remedio que transformarla en taburete puesto que tenía el respaldo roto. Pero en esta entrada os hablaré únicamente de la silla, dejando el taburete para otra ocasión; vayamos poco a poco…

Estado original

 

La silla es de madera maciza (que pesa lo suyo) y aunque su estructura se encontraba en buen estado, tenía suciedad. Limpiarla fue fácil, lo que costó bastante fue eliminar el barniz

Comenzando los trabajos de transformación

Comenzando los trabajos de transformación

Lijar el asiento fue relativamente sencillo con la lijadora eléctrica, lo complicado fueron los elementos tornerados y labrados como patas y respaldo; se tuvieron que aplicar varias capas de decapante y acabar lijando de forma manual. En la imagen inferior se aprecia el efecto del dacapante sobre el acabado de la silla que provoca que el barniz salte

Actuando el decapante

Actuando el decapante

También costó pintarla, es decir, para conseguir cubrirla del todo, se tuvieron que aplicar varias capas de pintura, con el consiguiente lijado entre ellas…Cuanto más oscuro es el color, más cuesta conseguir que éste sea uniforme. Quizás si hubiésemos aplicado dos capas de tapa-poros en vez de una,  nos hubiésemos ahorrado alguna de pintura.

Y este es el resultado final

Resultado final

Resultado final

Para mí el esfuerzo ha merecido la pena

Silla Windsor

Silla Windsor

Viendo la silla tan solitaria, se nos ocurrió acompañarla de algún objeto más…Teníamos la hoja de una de ventana antigua de madera, con cristal incluido. ¿Qué podríamos hacer?

Hoja de ventana

Hoja de ventana

Después de los procedimientos habituales como son:  la reparación; el lijado; imprimación y la protección del cristal con cinta de carrocero, procedimos a pintar el marco del mismo color que el de la silla, obteniendo el siguiente resultado

 

Esta pieza se podría utilizar como perchero (colocándole los pertinentes colgadores) y junto con la silla, decorar un pequeño recibidor, o a modo de cuadro apaisado sobre un cabecero o sofá, pudiendo dejar el cristal tal cual o bien poniendo fotografías, dibujos de nuestros hijos, alguna lámina bonita… y con la silla a juego claro…

 

Por último, vamos a ver algunos ejemplos que nos sirvan de inspiración

 Aquí tenemos varios ejemplos de silla para escritorio y tocador en dormitorios o en recibidor

Silla utilizada en escritorio. Fuente: blog.fjelcborg.no Vía : Pinteres

 

Silla recuperada para escritorio. Fuente: dormitorios-habitaciones.com

Silla Windsor tapizada en terciopelo. Fuente: guiademanualidades.com

Silla en recibidor. Fuente: http://www.ofeliafeliz.com.ar

Sillas de varias formas y colores para un divertido comedor. Como tenemos una silla, ya nos faltarían menos…

Sillas Windsor varios modelos y colores. Fuente: ady.inspirasjonsblogg.jotun.no Vía: Pinterest

 Veamos ejemplos similares a nuestro marco

En la siguiente imagen se muestra también el estado original. Después de reciclado, el marco se encuentra decorando un recibidor

marco para fotos en recibidor. Fuente: http://www.reformasblog.com

Otro ejemplo similar al anterior pero por partida doble

marcos de ventana reciclados en portafotos. Fuente: blog.topdollarmobile.es

Aquí tenemos un ejemplo muy práctico: pizarra para que no se nos olvide nada, perchero y guarda-llaves

Pizarra y perchero. Fuente: micasarevista.com

Y por último, otra muestra más, en este caso de estilo Shabby Chic

marco para fotos y colgador. Fuente: bricolari.com

Esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado el post y no dudéis en comentarlo. Yo voy a empezar ya a pensar en la siguiente entrada. Hasta la próxima semana.

Con este post «estoy participando en la fiesta de enlaces #diariodeco» que organiza sobre el tema «antes y después»

 

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

 
 
 

Dos mesitas gemelas con mensaje…

Hoy os traigo la transformación de dos mesas-camilla, aunque mejor llamarlas mesitas por su tamaño.

Como no tengo fotos de como eran en un principio, os pongo la siguiente imagen para que os hagáis una idea, pues eran muy parecidas a ésta.

 

Mesita-camilla Fuente: lamecedoradelaabuela.com

Las mesas tenían las patas de madera natural y tablero de aglomerado, lo que me ahorró tener que lijar para eliminar la pintura o barniz…bueno, lijar un poco sí con el fin de eliminar alguna astillita, repelo o aspereza y dejar las superficies suaves al tacto y preparadas para recibir el tapa-poros.

 Las mesas estaban en buen estado ya que sirvieron en su día de mesitas de noche y estaban cubiertas por un faldón, así que, tocaba ya cambiar de estilo…

Pensé en darles un aspecto entre rústico (aprovechando el diseño de las mesas) e industrial que intenté conseguir mediante el mensaje realizado con la técnica llamada «transfer».

A continuación os muestro el trabajo realizado:

Tapa-poros aplicado

Tapa-poros aplicado

 

Después del lijado del que ya he hablado, viene la fase de aplicación del tapa-poros. En la imagen la mesa está cubierta por el tapa-poros. Los nudos de la madera que todavía se aprecian en esta fase, quedaron totalmente cubiertos después de aplicar la pintura elegida.

Después de un lijado suave, aplico dos capas de pintura color «Blanco Lino»,  para proceder una vez seca, a realizar la técnica «transfer». Esta técnica consiste, como su nombre indica, en transferir una imagen impresa en papel a un objeto, en este caso a las mesitas.

Existen una gran variedad de productos para realizar la técnica. Yo he empleado disolvente. después de la transferencia hay que aplicar una capa de barniz para proteger tanto la imagen como el mueble.

Aplicando el mensaje

Aplicando el mensaje

Hay que poner el texto del revés, es decir, como si lo viéramos en el espejo.

Éste es el resultado final con el mensaje

DSCF7190

En la imagen superior se aprecia bastante bien el color real al contrastar con la pared de color gris muy claro y el pavimento.

Gracias a su versatilidad, podemos darle distintos usos

– Mesitas auxiliares

Mesita camilla renovada

– Mesitas de noche

Mesita camilla renovada

 

Por último, vamos a ver una serie de espacios en los que podría quedar bien nuestro trabajo

Dormitorio en tonos azules y crema Fuente: decora.com

Este es un dormitorio con una pared muy original imitando tablones de madera viejos. Por los tonos utilizados y el aire industrial de la lámpara, en mi opinión, nuestras mesitas podrían encajar igual de bien que las existentes. ¿Qué opináis?

 

dormitorio de aire industrial Fuente: dormitoriosdecorar.blogspot.com.es

 O en este otro dormitorio juvenil, también de estilo entre industrial y rústico….Por cierto, bonita combinación de colores para el cuarto de un joven.

sofa-pets-miahome_blogspot.co

Fuente: sofa-pets-miahome_blogspot.com

 

Y también como mesitas auxiliares, una a cada lado de este fantástico sofá realizado con palets. Como el aspecto de las mesas es ligero, nada recargado, colocando las dos ganaríamos en superficie de apoyo para bebidas, libros, revistas, etc.

 mesita canilla

¡Mirad que tenemos aquí! no me negaréis lo parecida que es ésta mesita a las nuestras…Bueno, eso significa que hay alguien más con gustos similares a los míos…

¡Deseo que os haya gustado el post! y como no, espero vuestras opiniones.

¡¡¡ Feliz Fin de Semana!!!