Un paseo por el Mediterráneo. Mykonos II

Como ya estamos en otoño, para poder seguir deleitándonos al recordar el ya pasado pero a la vez cercano verano, me gustaría seguir mostrándoos más imágenes de Mykonos.

En este caso se trata de establecimientos destinados al ocio nocturno principalmente, o más bien de terrazas, ya que todas las fotos están hechas en el exterior.

Las imágenes siguientes muestran las terrazas de dos bares distintos pero que tienen en común la elección de colores base para su decoración: el blanco que domina todos los rincones de la isla y el negro. En el primer caso con pequeños toques en tonos azules y en el segundo entre anaranjados y beiges 

Decoración de la terraza de un bar con toques de azul

Decoración de la terraza de un bar con toques de azul

Bar en Mykonos. Vista de la terraza

Decoración de la terraza de un bar con toques anaranjados

 

 

Vista de la terraza desde otro ángulo

Vista de la terraza desde otro ángulo

En el siguiente local se apuesta por tonos neutros: blanco, blanco roto, crema, beige, rosa palo…

Terraza de un restaurante

Terraza de un restaurante

 

Al igual como en las fachadas de estos dos hoteles

Entrada a la tienda de un hotel en Mykonos

Entrada a la tienda de un hotel en Mykonos

Entrada de un hotel

Entrada de un hotel

Mientras que en el siguiente establecimiento se añaden unas pinceladas de color con cojines y flores

Terraza de un bar junto a una frutería

Terraza de un bar junto a una frutería

 

Vista desde otro ángulo

Vista desde otro ángulo

Estas imágenes son una muestra de la isla, donde se cuida hasta el más mínimo detalle, dentro de una sencillez que nos demuestra una vez más que “menos es más”.

¿Qué combinación de colores os ha gustado más? Yo la verdad no sabría por cual decantarme…

De momento y por esta semana,  esto es todo. Aunque si os ha gustado esta entrada y espero que sí, estaos atentos porque  ¡habrá una tercera parte!

Y como novedad, avanzaros que pronto ¡habrán cambios de imagen en el blog!

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!



El estilo Shabby Chic

Como indica el título de la entrada, hoy vamos a hablar del estilo Shabby Chic.

La necesidad de crear este post surge de la idea de transformar una sencilla caja de madera cuya función era contener botellas de vino, en una caja estilo Shabby Chic con función de almacenaje y decorativa al mismo tiempo.

Así que pensé que lo más importante era, antes de nada, explicar de una manera sencilla y visual en qué consiste este estilo para aquellos que no lo conozcan.

El estilo Shabby Chic tiene sus raíces en Gran Bretaña, en concreto en las grandes casas de campo propiedad de gente humilde, que compraba muebles elegantes de segunda mano, en ocasiones incluso desgastados, para conseguir un aspecto victoriano. Muchas veces estos muebles se pintaban una y otra vez para sacarles el mayor partido posible.

En estas casas inglesas predominaba el color blanco, especialmente en paredes, pero también se utilizaban, aunque en menor medida, otros colores en tonos pastel: rosa, verde agua, azul cielo, beige, gris…En la actualidad este estilo se ha reinventado y recibe el nombre de Shabby Chic: “Shabby” significa viejo, desgastado, desaliñado y “Chic” en contrapartida significa distinguido, elegante, que está de moda. En resumen, un nombre muy descriptivo, aunque sólo si conocemos el significado de las palabras en inglés…

Por tanto, para conseguir este estilo hay que recurrir a ambientes cumplan o cuenten con las siguientes premisas:

– Muebles antiguos o de líneas artesanales (de madera o forja) que, o bien ya cumplen las características anteriores (colores claros y desgastados) o bien se les da el aspecto envejecido mediante distintas técnicas.

mueble estilo Shabby Chic

caja de madera grande shabby chic. Fuente: mercadolibre.com.ar

caja de madera pequeña shabby chic. Fuente: mercadolibre.com.ar

 

– Tejidos estampados con cuadros y motivos florales que evocan la naturaleza y el estilo campestre en cortinas, colchas y sábanas, cojines…

Detalles florales en tejidos. Fuente: cosasdepalmichula.blospot.com

– Como complementos lámparas y jarrones de cristal tallado, y también utensilios de uso cotidiano como vajillas de porcelana o cristalerías dignas de mostrar

 

Lámpara de cristal tallado. Fuente: hogartotal.imujer.com

Lámpara de cristal tallado. Fuente: hogartotal.imujer.com

 

Alacena con la porcelana a la vista. Fuente: Fuente: lovethispic.com Vía: Pinterest

Lámpara de cristal tallado y jarrones de distintos modelos

– Predominio del blanco, luminosidad de los espacios y empleo de tonos pastel    

               

Rincón en blanco muy luminoso. Vía: Pinterest a través de Jillie

Salón muy luminoso. Fuente: desdemyventana.es

– El empleo de elementos de forja

 

Cama de forja en color pastel. Fuente: ayudaadecorar.blogspot.com

Cama de forja. fuente: ayudaadecorar.blogspot.com

 

cama de forja con mosquitera. Fuente: siempreguapaconoriflamencsad.blogspot.com

Personalmente, de este estilo me gusta casi todo; las líneas de los muebles, los colores claros, la luminosidad de los ambientes, el romanticismo de los tejidos, la elegancia de la porcelana y el cristal…es decir la parte Chic,  y siempre y cuando no se saturen los espacios puesto que, desde mi punto de vista, en decoración generalmente “menos es más”. La parte shabby me gusta menos, sobre todo si los muebles están demasiado desgastados…

Bueno, ahora que ya sabemos qué caracteriza este estilo, estamos preparados para entender mejor la transformación de la caja. Pero eso será ya en otra entrada.

Espero que hayáis descubierto cosas nuevas y que os haya gustado el post.

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!