Transformación y cambio radical de una mesa de pino

Nunca hay que descartar un mueble por muy deteriorado que esté antes de estudiarlo con detenimiento, pues siempre le podemos sacar partido, de una forma u otra. Aquí os muestro un ejemplo

Mesa de pino renovada

Llegó a mis manos una mesa de pino extensible y robusta, de patas torneadas muy bonitas; una mesa fantástica, aunque su estado era lamentable: estaba totalmente desmontada, tenía alguna pieza rota, había sido pintada con un barniz oscuro muy mal aplicado, el tablero estaba muy deteriorado posiblemente porque se usó como mesa de trabajo sobre la cual se cortaba directamente, sin ningún tipo de protección…

Mesa de pino desmontada

Lo que más me preocupaba era el tablero debido a los surcos que presentaba; era prácticamente irreparable.

Mesa de pino para renovar

Pero como por la parte inferior se encontraba en buen estado, decidí darle la vuelta: ya tenía un tema resuelto.

Posteriormente, al ir a montar el sistema extensible, vi que estaba roto así que pensé que la podía transformar en una mesa sencilla puesto que disponía de todas las piezas principales para ello: segundo tema subsanado.

A partir de aquí ya comencé con la transformación siguiendo los pasos de siempre: Eliminación de la capa de barniz con decapante y lijado a máquina y de forma manual hasta dejar vista la madera natural de todo el mueble.

Mesa de pino para renovarEn la imagen superior podemos ver el efecto del decapante sobre la capa de barniz.

Patas de mesa de pino desmontadaEn esta fotografía vemos las patas después de la aplicación de la primera capa de decapante y como se observa todavía es necesario aplicar una segunda capa

Patas de mesa de pino desmontada para renovarAquí ya se ha eliminado todo el barniz

En el caso de los elementos de sustentación apliqué posteriormente tapaporos y pintura color blanco lino (me encanta ese color) y protegí con barniz incoloro.

En cuanto a la elección de dicho color, en el momento en que decidí que iba a dejar el tablero visto ya me decanté por él para el resto de elementos. Ya entonces pensé en que sería una buena combinación y al menos desde mi punto de vista, creo que acerté.

Patas lijadas de mesa de pino desmontada para renovarAplicación de la capa selladora o tapaporos

En cuanto al tablero, rellené pequeños huecos y desperfectos con pasta de madera y lijé hasta dejar una superficie apta para aplicar directamente el barniz y dejar la veta vista. Aunque se observa algún defecto debido a los huecos que tapé y al oscurecimiento de la madera en alguna zona (se puede observar en la parte inferior de la imagen), eso le da un aspecto como de mueble usado.

Mesa de pino renovada

Renovando mesa de pinoAplicando el barniz

Finalmente montaje y atornillado. Lista para el reportaje fotográfico

mesa de pino renovada

mesa de pino renovada

Como podéis apreciar el cambio ha sido radical. Espero que os haya gustado el resultado final tanto como a mí.

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

Este post participa en la fiesta de Diarideco, te mola? ¡¡¡pues hay muchas más ideas en la fiesta!!!

 

 

 

Cómo renovar un estropeado baúl de pino

En este post podréis ver todos los pasos que seguí para renovar y  transformar un viejo y maltrecho baúl de pino en un bonito mueble.

Collage

Por fin es viernes, y esta semana tenía especialmente ganas de que llegara para poder mostraros este trabajo, del cual estoy muy contenta del resultado.

Abajo podemos ver cuál era el aspecto original del baúl. Según se observa, le habían aplicado una capa de barniz para oscurecerlo, muy mal aplicada, por cierto. En la foto inferior se aprecian las iregularidades

Baúl de pino

Contaba con varios desperfectos que había que reparar: una pata rota, algunos arañazos y erosiones, la tapa se encontraba suelta, sin bisagras y medio rota.

desperfectos en un baúl de pino

Desperfecto en tapa de baúl

desperfectos en un baúl de pino para reparar y renovarEn la imagen superior se aprecian (en la pata) el barniz aplicado, el acabado de la superficie sobre la que se aplicó, la madera natural en la cara inferior del mueble y los restos de cola usada para pegar la pata rota

Desperfectos en baúl de pino

Además, algo muy curioso; a las patas se les había puesto ruedas. Desde luego que así resultaba mucho más práctico desplazarlo y menos pesado, pero estéticamente era un horror; había que quitarlas.

desperfectos en un baúl de pino

Lo primero que había que hacer era eliminar la capa de barniz con decapante. Se puede observar como actúa el producto; levanta fácilmente el barniz que posteriormente tiene que ser eliminado con una espátula

Acción del decapante

Acción del decapante sobre baúl de pino

En la foto superior se ve como era inicialmente el acabado.

Y después lijar dejando la madera al natural. En la imagen inferior ya se ha llevado a cabo ese paso y se muestra el mueble con la madera limpia y algunas zonas en las que ya he aplicado el sellante; sólo aquellas que se iban a pintar, porque después de ver lo bonita que tiene la veta la madera de pino, incluidos nudos también, decidí teñir el baúl en sus cuatro caras exteriores, y pintar con pintura al agua aquellas zonas más feas o deterioradas, como el interior, la base, las patas y la tapa.

renovando baúl de pino

¡Vaya cambio!

Elegí este color porque tengo una silla recuperada y renovada pintada en el mismo tono: una silla modelo Windsor, (que puede que recordéis, si no, aquí la podéis ver) para que fueran a juego.

Baúl renovado

 Para que quedara bien la pintura tuve que dar cuatro capas…

Sin embargo las caras a teñir sólo necesitaron una mano. El tinte que utilicé fue la propia pintura en proporción cinco partes de pintura por una de agua.

Baúl de pino teñido

 Utilicé cinta de carrocero para separar las distintas zonas.

Baúl de pino teñido

Para finalizar le dí un par de manos de barniz para proteger el mueble del uso y este es el resultado final

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

Y aquí algunos detalles

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

Baúl de pino reparado y renovado

La verdad es que me ha gustado como ha quedado, espero que a vosotros también…

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

 

Caja reciclada estilo Shabby Chic

Como ya nos pusimos al día sobre el estilo Shabby Chic en un post anterior, hoy os muestro el reciclaje una caja de vino en un objeto de almacenaje a la vez que decorativo, en ese estilo.

La caja en su estado original

Caja original

Los trabajos necesarios antes de empezar a utilizar cualquier técnica, tanto en esta caja como en cualquier tipo de mueble, son los siguientes:

  1.  reparar los desperfectos de la pieza  con pasta de madera

  2. lijar hasta dejar la madera vista (si tiene algún tipo de acabado) y suave al tacto

  3. eliminar el polvo producido con un trapo húmedo

  4. aplicar pintura de imprimación el número de capas necesario

  5. volver a lijar para eliminar imperfecciones, asperezas, gotas, etc.

  6. por último aplicar la técnica deseada

En este caso se trata de darle a la caja un estilo Shabby Chic. Para ello se aplican sucesivamente distintas capas de diferente color y se lija de forma que, según se profundice más o menos, van apareciendo los distintos tonos empleados, e incluso la del color de la madera natural.

En nuestro caso, primero pinté la tapa a rayas blancas y grises mientras que a la caja sólo le pinté una única franja blanca en el centro dejando el resto gris.

Para pintar las rayas, como podéis ver en la imagen se utiliza cinta de carrocero con el fin de separar los distintos colores. Siempre que se utiliza más de un color en la misma capa, el proceso se alarga ya que primero tienes que pintar de un color; dejar secar; poner la cinta de carrocero; volver a pintar del otro color y volver a esperar a que se seque. Y volver a repetir la operación según las capas que sean necesarias. Este proceso es más costoso que si se pinta la misma capa de un solo color.

Pintando la tapa a rayas

Después lo cubrí todo con varias capas de color “blanco Lino”. Como me gusta tanto este color, tuve la tentación de dejarla así, pero eso suponía no cumplir con el objetivo que era darle a la caja un estilo Shabby Chic.

 

Aspecto de la caja antes de comenzar a lijar

Así que la lijé un poco hasta que afloró la capa de rayas y en las esquinas hasta que la madera quedó visible

Caja lijada

 

A continuación le transferí un texto y la barnicé.

Este es el resultado

 

Ahora vamos a ver otros ejemplos de cajas. Las podríamos clasificar, según los colores, en dos grupos;

– Aquellas que presentan sólo dos colores

alicia-pinturas.blogspot.com

Caja con texto vintage Fuente: alicia-pinturas.blogspot.com

 

cecilycreations.blogspot.com

Caja para guardar los sobres de té Fuente: cecilycreations.blogspot.com

 

Caja de estilo sobrio Fuente: elmueble.com

Está claro que la nuestra pertenece al primer grupo…

– Aquellas que presentan más colorido

Motivos basados en la naturaleza Fuente: entrerecortesyretales.com

 

 

manualidades.facilisimo.com

Caja con escritos antiguos Fuente: manualidades.facilisimo.com

Bonita caja con lunares Fuente: manualidades.facilisimo.com

blog.todobonito.com

Caja decorada con varios motivos Fuente: blog.todobonito.com

 ¿Cuál es vuestra caja preferida?

Espero que os haya gustado y si tenéis algo que aportar, lo recibiremos encantados. Y como siempre

 ¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

¡¡¡Me gustan los aparadores!!!

Pues eso, que me encantan los aparadores, cómodas, cajoneras…pero siempre recuperados o renovados.

Así que entremos ya en la materia.

Para empezar tenemos un práctico mueble pintado en azul y con letras en blanco. En este caso lo que caracteriza al aparador es que en cada cajón pone el nombre de lo que contiene, así nos evitamos tener que abrirlos todos para encontrar lo que queremos. ¡Es una buena idea!

El mueble, aunque la zona de los cajones es muy sencilla, tiene una forma muy original gracias a las molduras de la parte superior y la curiosa forma de la base que le sirve de apoyo a modo de patas.

Aparador recuperado pintado a mano. Vía Pinterest. Fuente stile-files.com

Continuamos con otra cajonera en color blanco decorado con dos grandes dibujos en gris. En este caso el mueble en sí no es tan rico en detalles como el anterior, es más sencillo, pero la originalidad se la aporta el dibujo que lleva pintado, así como el contraste de colores entre el blanco y el gris. Lleva las esquinas ligeramente desgastadas al estilo shabby chic.

Vía Pinterest. Fuente wordinsidepictures.com

Mueble recuperado en blanco y gris. Vía Pinterest. Fuente wordinsidepictures.com

 La siguiente imagen muestra un mueble recuperado en rosa pálido muy adecuado para el dormitorio de una jovencita. Este tono aporta sosiego y un toque de color a la habitación donde predomina el blanco, especialmente en suelos y paredes.

Cajonera recuperada. Fuente: decoideas.net

 En este caso vemos que se trata de un dormitorio compartido. La cómoda hace el papel de mesita con lo que aporta mayor capacidad de almacenaje. En esta habitación resaltan tanto el azul de la cajonera como el rojo de los detalles, sobre un fondo neutro formado por el resto de elementos.

Cómoda renovada en color azul

En la imagen de la izquierda vemos un mueble que destaca por el contraste de colores negro-fucsia y por su acabado en brillo. Tiene aspecto de estar lacado. A la derecha tenemos otra cajonera original; las líneas, la combinación de colores dorado-negro y su acabado en pintura de pizarra que  permite escribir (y borrar) sobre el propio mueble.

Fuente: mcnamaradesign.blogspot.com

Mueble lacado. Fuente: mcnamaradesign.blogspot.com

Fuente: shanonberry.com

Mueble pintado con pintura de pizarra. Fuente: shanonberry.com

El siguiente es mi preferido. Mueble en verde empolvado con tiradores transparentes que junto con los elementos decorativos y las paredes de color claro, dan luminosidad al ambiente. En contraste, el suelo de madera le aporta calidez.

mueble recuperado y pintado a mano

Y terminamos con dos piezas que nos demuestran que el decapé, eligiendo bien los colores y aplicado sobre un bonito mueble de forma sutil (sin pasarnos con la lija), puede resaltar la elegancia de una pieza.

Cómoda pintada en gris antracita y decapada ligeramente dejando traslucir el color madera del mueble original.

cómoda transformada en gris antracita. Fuente: restauración-muebles-barcelona-blogspot.com

Detalle de mueble decapado dejando ver, en este caso también, el color de la madera natural. El sobre se ha dejado con la madera original.

vía: Pinterest

mueble decapado. vía: Pinterest

Pues ya hemos visto algunos de los múltiples usos que se les puede dar a este tipo de muebles: como aparador en comedores, como mueble auxiliar en cocinas, como cajoneras en dormitorios o incluso haciendo la función de mesitas, decorando recibidores, o cualquier otro uso que se nos ocurra…

Una vez más espero que os haya gustado y que lo compartáis.

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

Decoración de tiendas con muebles renovados

¿Os habéis dado cuenta de la cantidad de muebles y objetos de este tipo (vintage, recuperados, renovados, reciclados…) que se utilizan en los establecimientos para su decoración?

Al menos yo, los he visto en infinidad de lugares; en locales de ciudades y pueblos, tiendas grandes y pequeñas, de ropa de señora o caballero, de productos infantiles, de accesorios y complementos, también en joyerías y zapaterías…en resumen, en un sinfín de sitios…

Pero ¿qué significa la palabra vintage? Aunque entre los expertos en interiorismo su significado varíe ligeramente puesto que no existe una definición “oficial”, (hablando de decoración se entiende), yo me quedo con la siguiente: “objeto con más de 30 años que sin ser considerado una antigüedad, es de buena calidad y presenta un diseño artístico”.

Mientras los “muebles recuperados o renovados” son aquellos que fueron usados en el pasado y que en la actualidad se encuentran deteriorados por el uso, nos parecen feos o pasados de moda, viejos, etc. y que se reparan, pintan, retapizan…para darles un aspecto más actual (coloridos, envejecidos, románticos…). Estos objetos son vintage si cumplen la premisa anterior, claro…

Vamos a  ver algunos ejemplos

Cómoda recuperada verde mar. Fuente: glamcooktail.com

 

En esta tienda de complementos se han utilizado muchos elementos recuperados donde destacan una bonita cómoda vintage color verde mar con cantos desgastados y originales colgadores, entre ellos marcos dorados.

Mueble recuperado color verde pistacho. Fuente: blog.holamama.es

 

En este caso se trata de una pastelería con encanto, decorada con colorido, especialmente el aportado por los dulces, donde predomina el mueble color pistacho. También podemos observar una báscula antigua, que bien podría ser original…

Sinfonier verde pintado a mano. Fuente: silviabalmaseda.com

La cajonera utilizada en esta zapatería es muy original y se combina con cajas de madera utilizadas como estanterías, claro ejemplo de reciclaje, aunque este tema (la utilización de materiales reciclados en la decoración de establecimientos) merecería una entrada a parte…y seguro que la tendrá…

diez minutos

Coqueta y cajonera en color blanco. Fuente: diez minutos

Aquí tenemos un caso similar al primero, tanto la coqueta como la cajonera se utilizan como mostradores dando al establecimiento un aire romántico y elegante, tanto por los tonos utilizados, como por el diseño de los muebles.

A veces existen muebles de fabricación actual que imitan a los de otras épocas, libres de imperfecciones y desconchones pero que carecen, a mi modo de ver, de esa historia que los hace ser auténticos e irrepetibles y por tanto, únicos. Detectar a estos “intrusos” es complicado y más si cabe, a través de una fotografía.

Tienda decorada con muebles renovados y vintage. Fuente: http://www.consalero.com

¿Y qué decir de esta tienda? Suelo de baldosa hidráulica de distintos modelos, barandilla de forja en escalera, mesa, vitrina y lámpara vintage…

Diversidad de objetos y muebles antiguos y recuperados. Fuente: tendreetcoquette.blogspot.com

 Y para finalizar esta imagen que, aunque no lo parezca, se trata de una tienda de ropa, creíais que era un salón ¿verdad? yo también….Se trata de un espacio con mucho encanto y como todo es destacable, nombraré las mesitas y sillas de jardín y la vitrina estilo Shabby Chic, sofá modelos Chester, cerámica vintage, etc., etc.

Espero que os haya gustado el artículo de esta semana. Yo al menos, he disfrutado mucho redactándolo.

Como ya queda menos para tener el blog “renovado”, seguro que os resulta más cómodo opinar…¡¡¡Estoy deseando conocer vuestro parecer!!!

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

Complementos rosa para un dormitorio

 ¡Hola a todos!

¿Recordáis que tengo un tema pendiente? Como igual no es así, os refresco la memoria; se trata de aquella la silla Windsor que tenía el respaldo roto, aquella que decidí transformar en taburete…

Pues tal como os comentaba ya en aquel post, como los barrotes torneados me inspiran un estilo romántico, rústico, campestre, dulce, infantil…decidí pintarlo de rosa…Así que después de los “trabajos pertinentes” quedó así

Taburete Windsor terminado

Taburete Windsor terminado

Vaya diferencia de su estado original…era éste

Silla Windsor tal como fue encontrada

Silla transformada ya en taburete

Pues una vez visto el taburete con su nuevo aspecto, me pareció que quedaría genial en un dormitorio infantil o incluso juvenil (para una jovencita) o en una estancia de aire romántico. Aunque como una única pieza resultaba un poco solitaria, decidí acompañarlo con estas otras dos, y conseguir así un conjunto más homogéneo

Decapante actuando sobre el perchero

La primera pieza se trata de un perchero rojo del que no hice fotos de su aspecto original, pero para que os hagáis una idea, llevaba unos colgadores grandes y bastante feos.

En foto superior se puede apreciar el efecto del decapante sobre la pintura original. Tuve que aplicar dos capas. En la imagen inferior se muestra como aplico la segunda. En este caso el producto funcionó muy bien pero dependiendo del tipo de pintura, hay que aplicarlo hasta cuatro veces y después lijar.

Aplicando decapante

Y la segunda, de un cabecero. Este sí que se trata de un objeto reciclado; es la barandilla de una cuna

Barandilla para cabecero

Barandilla para cabecero

Estado de la barandilla

Estado de la barandilla

En la siguiente imagen se ve como ya hemos comenzado con los trabajos de aplicación del tapaporos, después del imprescindible lijado que esta vez se tuvo que hacer a mano debido a la sección circular de los barrotes

Comenzando a reciclar la barandilla

Comenzando a reciclar la barandilla

 Este es el resultado final

Conjunto de cabecero, taburete y perchero

Es una lástima que no os lo pueda mostrar montado (seguro que luciría mucho más) pero por contrapartida, os pondré unas imágenes que nos pueden inspirar a la hora de combinarlos con otros elementos del dormitorio como  paredes, colcha, cortinas, armario, etc. Ahí van mis propuestas

En el siguiente dormitorio quedarían bien tanto el taburete como el colgador

habitacion infantil en rosa y blanco. Fuente: decoratrtix.com

Otra opción podría ser utilizar nuestro cabecero reciclado partiendo de una propuesta como la de la foto inferior. En este caso, aunque se trata de una cama completa (es decir, con pie), la forma de nuestro cabecero es muy parecida al suyo. Si además le añadimos el perchero y el taburete estamos  contribuyendo a intensificar el color rosa de los complementos y tejidos y a la vez, contrastando con el blanco impoluto que predomina en la habitación.

Dormitorio infantil con predominio del blanco. Fuente: decoideas.net

En los dos dormitorios siguientes (tanto si su uso es como habitación principal o de invitados) también podrían quedar bien nuestros complementos; tanto el perchero como el taburete.

En el primer caso estaríamos en la línea de los colores existentes, donde el rosa pálido aparece en los textiles, potenciándolo. El taburete podría sustituir al mueble rinconera evitando así la repetición de formas puesto que existen tres piezas similares en la misma estancia.

En el segundo caso (dormitorio estilo shabby chic), también podrían encajar bien, rompiendo la monotonía que le aporta la monocromía del color blanco y dando alegría al conjunto. Todo ello sin salirnos de la estética shabby chic que se caracteriza por los tonos pastel y la reutilización de piezas (en la decoración que da lugar a este estilo, los muebles de buena calidad se pintaban y volvían a pintar como forma de ahorrar)

dormitorio en blanco y rosa. Fuente: delikatesen.es

 

Dormitorio estilo shabby chic. Fuente: pazgarcia.es

Todas las propuestas que hemos hecho han sido combinando el color rosa con el blanco, pero hay que tener en cuenta que el rosa puede combinar perfectamente con otros colores, por ejemplo el gris…

Dormitorio infantil.

 

…o el verde

Dormitorio de bebé. Fuente: http://www.decorablog

Llegados a este punto, solo falta mostrar otros usos distintos que le podemos dar a la que era una barandilla y que no sea la utilidad de de cabecero: clogador, revistero, perchero…

 

Revistero. Fuente: lanubederegi.com.es

Perchero reciclado. Fuente: recicora.blogspot.com

Colgador reciclado. Fuente: kidscosmopolitan.com

Colgador. Fuente: decoraconideas.blogspot.com

Y hasta aquí la entrada de hoy. Como siempre, espero que os haya gustado…

 ¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

El estilo Shabby Chic

Como indica el título de la entrada, hoy vamos a hablar del estilo Shabby Chic.

La necesidad de crear este post surge de la idea de transformar una sencilla caja de madera cuya función era contener botellas de vino, en una caja estilo Shabby Chic con función de almacenaje y decorativa al mismo tiempo.

Así que pensé que lo más importante era, antes de nada, explicar de una manera sencilla y visual en qué consiste este estilo para aquellos que no lo conozcan.

El estilo Shabby Chic tiene sus raíces en Gran Bretaña, en concreto en las grandes casas de campo propiedad de gente humilde, que compraba muebles elegantes de segunda mano, en ocasiones incluso desgastados, para conseguir un aspecto victoriano. Muchas veces estos muebles se pintaban una y otra vez para sacarles el mayor partido posible.

En estas casas inglesas predominaba el color blanco, especialmente en paredes, pero también se utilizaban, aunque en menor medida, otros colores en tonos pastel: rosa, verde agua, azul cielo, beige, gris…En la actualidad este estilo se ha reinventado y recibe el nombre de Shabby Chic: “Shabby” significa viejo, desgastado, desaliñado y “Chic” en contrapartida significa distinguido, elegante, que está de moda. En resumen, un nombre muy descriptivo, aunque sólo si conocemos el significado de las palabras en inglés…

Por tanto, para conseguir este estilo hay que recurrir a ambientes cumplan o cuenten con las siguientes premisas:

– Muebles antiguos o de líneas artesanales (de madera o forja) que, o bien ya cumplen las características anteriores (colores claros y desgastados) o bien se les da el aspecto envejecido mediante distintas técnicas.

mueble estilo Shabby Chic

caja de madera grande shabby chic. Fuente: mercadolibre.com.ar

caja de madera pequeña shabby chic. Fuente: mercadolibre.com.ar

 

– Tejidos estampados con cuadros y motivos florales que evocan la naturaleza y el estilo campestre en cortinas, colchas y sábanas, cojines…

Detalles florales en tejidos. Fuente: cosasdepalmichula.blospot.com

– Como complementos lámparas y jarrones de cristal tallado, y también utensilios de uso cotidiano como vajillas de porcelana o cristalerías dignas de mostrar

 

Lámpara de cristal tallado. Fuente: hogartotal.imujer.com

Lámpara de cristal tallado. Fuente: hogartotal.imujer.com

 

Alacena con la porcelana a la vista. Fuente: Fuente: lovethispic.com Vía: Pinterest

Lámpara de cristal tallado y jarrones de distintos modelos

– Predominio del blanco, luminosidad de los espacios y empleo de tonos pastel    

               

Rincón en blanco muy luminoso. Vía: Pinterest a través de Jillie

Salón muy luminoso. Fuente: desdemyventana.es

– El empleo de elementos de forja

 

Cama de forja en color pastel. Fuente: ayudaadecorar.blogspot.com

Cama de forja. fuente: ayudaadecorar.blogspot.com

 

cama de forja con mosquitera. Fuente: siempreguapaconoriflamencsad.blogspot.com

Personalmente, de este estilo me gusta casi todo; las líneas de los muebles, los colores claros, la luminosidad de los ambientes, el romanticismo de los tejidos, la elegancia de la porcelana y el cristal…es decir la parte Chic,  y siempre y cuando no se saturen los espacios puesto que, desde mi punto de vista, en decoración generalmente “menos es más”. La parte shabby me gusta menos, sobre todo si los muebles están demasiado desgastados…

Bueno, ahora que ya sabemos qué caracteriza este estilo, estamos preparados para entender mejor la transformación de la caja. Pero eso será ya en otra entrada.

Espero que hayáis descubierto cosas nuevas y que os haya gustado el post.

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

El antes y después de una silla Windsor

Si recordáis la entrada en la que hablaba de las sillas Windsor, recordaréis también que dos de ellas llegaron a mis manos…Así era su aspecto inicial

 silla y taburete Windsor preparadas para transformar

silla y taburete Windsor preparadas para transformar

Una de ellas no hubo más remedio que transformarla en taburete puesto que tenía el respaldo roto. Pero en esta entrada os hablaré únicamente de la silla, dejando el taburete para otra ocasión; vayamos poco a poco…

Estado original

 

La silla es de madera maciza (que pesa lo suyo) y aunque su estructura se encontraba en buen estado, tenía suciedad. Limpiarla fue fácil, lo que costó bastante fue eliminar el barniz

Comenzando los trabajos de transformación

Comenzando los trabajos de transformación

Lijar el asiento fue relativamente sencillo con la lijadora eléctrica, lo complicado fueron los elementos tornerados y labrados como patas y respaldo; se tuvieron que aplicar varias capas de decapante y acabar lijando de forma manual. En la imagen inferior se aprecia el efecto del dacapante sobre el acabado de la silla que provoca que el barniz salte

Actuando el decapante

Actuando el decapante

También costó pintarla, es decir, para conseguir cubrirla del todo, se tuvieron que aplicar varias capas de pintura, con el consiguiente lijado entre ellas…Cuanto más oscuro es el color, más cuesta conseguir que éste sea uniforme. Quizás si hubiésemos aplicado dos capas de tapa-poros en vez de una,  nos hubiésemos ahorrado alguna de pintura.

Y este es el resultado final

Resultado final

Resultado final

Para mí el esfuerzo ha merecido la pena

Silla Windsor

Silla Windsor

Viendo la silla tan solitaria, se nos ocurrió acompañarla de algún objeto más…Teníamos la hoja de una de ventana antigua de madera, con cristal incluido. ¿Qué podríamos hacer?

Hoja de ventana

Hoja de ventana

Después de los procedimientos habituales como son:  la reparación; el lijado; imprimación y la protección del cristal con cinta de carrocero, procedimos a pintar el marco del mismo color que el de la silla, obteniendo el siguiente resultado

 

Esta pieza se podría utilizar como perchero (colocándole los pertinentes colgadores) y junto con la silla, decorar un pequeño recibidor, o a modo de cuadro apaisado sobre un cabecero o sofá, pudiendo dejar el cristal tal cual o bien poniendo fotografías, dibujos de nuestros hijos, alguna lámina bonita… y con la silla a juego claro…

 

Por último, vamos a ver algunos ejemplos que nos sirvan de inspiración

 Aquí tenemos varios ejemplos de silla para escritorio y tocador en dormitorios o en recibidor

Silla utilizada en escritorio. Fuente: blog.fjelcborg.no Vía : Pinteres

 

Silla recuperada para escritorio. Fuente: dormitorios-habitaciones.com

Silla Windsor tapizada en terciopelo. Fuente: guiademanualidades.com

Silla en recibidor. Fuente: http://www.ofeliafeliz.com.ar

Sillas de varias formas y colores para un divertido comedor. Como tenemos una silla, ya nos faltarían menos…

Sillas Windsor varios modelos y colores. Fuente: ady.inspirasjonsblogg.jotun.no Vía: Pinterest

 Veamos ejemplos similares a nuestro marco

En la siguiente imagen se muestra también el estado original. Después de reciclado, el marco se encuentra decorando un recibidor

marco para fotos en recibidor. Fuente: http://www.reformasblog.com

Otro ejemplo similar al anterior pero por partida doble

marcos de ventana reciclados en portafotos. Fuente: blog.topdollarmobile.es

Aquí tenemos un ejemplo muy práctico: pizarra para que no se nos olvide nada, perchero y guarda-llaves

Pizarra y perchero. Fuente: micasarevista.com

Y por último, otra muestra más, en este caso de estilo Shabby Chic

marco para fotos y colgador. Fuente: bricolari.com

Esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado el post y no dudéis en comentarlo. Yo voy a empezar ya a pensar en la siguiente entrada. Hasta la próxima semana.

Con este post “estoy participando en la fiesta de enlaces #diariodeco” que organiza sobre el tema “antes y después”

 

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!

 
 
 

Cambio de color de mesita auxiliar

¿Cómo cambiar el aspecto de una mesita auxiliar y renovarla?

Esta mesita la tenía en la cocina y al ser de color negro no quedaba nada bien, además de que al tener unos añitos, había perdido la pintura en algunas zonas. Así que determiné pintarla de blanco 

 

Mesita original

Mesita original

La mesa estaba lacada y decidí aplicar decapante. En la imagen inferior se aprecia el efecto que el producto produce sobre la pintura; la levanta

Eliminando la pintura original

Después de aplicar cuatro capas e ir eliminando la pintura con espátula, el aspecto de la mesa era éste

Renovación mesita auxiliar

todavía no se veía la madera natural, así que terminé usando la lijadora eléctrica. 

Una vez la madera limpia, rellené con pasta de madera las perforaciones que tenía de los tornillos y las lijé para igualar la superficie, de le dí una capa de imprimación y dos de pintura blanca satinada, con el correspondiente lijado entre ellas. Estos pasos son, en general, comunes a lar renovación de un mueble de madera, como ya iremos viendo…

Mesita terminada

Mesita terminada

 

 Y este fue el resultado

Mesita renovada

En la imagen superior se ve la mesa situada en su lugar original, aunque se me ocurrió darle una nueva ubicación más veraniega…

Mesita para el jardín

Mesita para el jardín

Mesa recuperada

Así que ahora tengo una mesa polivalente; le daré un uso en invierno y otro distinto en verano.

¡Espero que os haya gustado el cambio!

Aquí os dejo un par de ejemplos donde podría encajar perfectamente como mesa de centro. En ambos casos se trata de estilo escandinavo

decoracion.facilisimo.com

Fuente: decoracion.facilisimo.com

decoracion.facilisimo.com

Fuente: decoracion.facilisimo.com

La mesa de la primera imagen es muy similar a la nuestra (aunque personalmente me gusta menos, sobre todo porque es demasiado alta).  Esto nos demuestra que recuperando ciertos muebles antiguos y dándoles una estética adecuada, podemos transformarlos en piezas muy actuales, además de estar contribuyendo a preservar el medio ambiente.

Y con esta primera entrada os doy la bienvenida a este blog que espero que os guste y os sea de utilidad.

¡¡¡Feliz Fin de Semana!!!