Cuatro sillas renovadas para la cocina

¡Por fin! La cuarta silla de la cocina renovada también.

Si recordáis, hace un tiempo me puse a renovar las sillas de mi cocina que después de más de 15 años estaban bastante deterioradas. Reparé tres de las cuatro y la más estropeada la dejé para el final.

El resultado de las tres primeras ya os lo mostré en una entrada hace unos meses pero me faltaba contaros lo que pasó con la cuarta.

Intenté recuperar el asiento puesto que la chapa superior se había hinchado por la humedad. Como no me gustó como quedaba el resultado después de recortar la chapa y volverla a pegar sobre el asiento, opté por eliminarla. Ya os comenté en el anterior post que este sistema lo utilicé en una de las sillas y como después de pasado el tiempo vi que la resistencia del asiento era suficiente, opté también por esta solución para esta cuarta silla.

El problema es que se acabó la pintura sin tenerla terminada y cuando fui a comprar más al establecimiento de siempre no quedaba de ese tipo, así que tuve que esperar la ocasión para ir a otro centro comercial. Así que entre unas cosas y otras el tiempo ha ido pasando hasta que finalmente hoy puedo mostraros el resultado final.

Las siguientes imágenes muestran la fase de eliminación de la chapa y reparación del asiento

Renovando sillas

Renovando silla

Renovando sillas

El resto de pasos que seguí fueron los mismos que podéis ver aquí.

Por fin las cuatro sillas terminadas y listas para usar

sillas renovadas

sillas renovadas

sillas renovadas

Y qué mejor forma de estrenarlas que en el desayuno del fin de semana

silla renovada

desayuno

 

¡¡¡Feliz fin de semana!!!

 

Renovando las sillas de la cocina

Las sillas de la cocina después de darles mucho uso necesitaban una renovación.

sillas de cocina para renovar

Y no sólo por el simple hecho de cambiarles el aspecto y actualizarlas, sino también porque se encontraban deterioradas por el uso y había que repararlas. Especialmente una de ellas que pasó varias noches a la intemperie (ésta es una zona con mucha humedad) por lo que la chapa del asiento se hinchó y levantó

Silla de cocina para renovar

En la imagen superior podéis ver la silla que se encontraba en peor estado y que ya intenté reparar en su día sin mucho éxito, así que esta vez lo que decidí fue eliminar la chapa dañada directamente. Una solución que no me acababa de gustar porque así el asiento pierde resistencia, pero bueno, había que probar…

En la siguiente foto podéis ver el proceso casi terminado

reparando silla

Por resumir un poco; contábamos con cuatro sillas, dos de ellas que se podían renovar sin más y otras dos que necesitaban de un “apaño” o reparación previa, una de ellas la que se muestra arriba. La cuarta, que os muestro abajo, la he dejado para el final porque su reparación llevará más tiempo

Silla de cocina para renovar

Así que con las otras tres, como siempre lo primero que hice fue lijarlas y después aplicar la capa selladora más dos manos de pintura blanca y para terminar dos capas de barniz puesto que al ser unas piezas de mucho uso es importante dotarlas de una buena protección frente a los golpes.

Aquí tenemos una de las sillas con la capa selladora ya aplicada y lijada

Renovando silla de cocina

Y abajo el aspecto final de las dos sillas que se encontraban en mejor estado (la tercera todavía la estoy terminando y la cuarta como ya os he dicho, está por empezar)

silla de cocina renovada

Me decidí por el color blanco porque los muebles de la cocina y el alicatado son de ese color y aunque la mesa es de color madera claro, me gusta mucho la combinación con blanco. Cuando estén las cuatro listas seguro que la cocina mejorará su aspecto

silla de cocina reparada y renovada

Y ahora a seguir trabajando con las otras dos sillas para mostraros el resultado cuanto antes.

¡¡¡Feliz fin de semana!!!